¿Qué puede haber mejor que unas galletas caseras de avena con frambuesa y miel como snack entre ensayo y ensayo?

Pues ahora imagina que además de ser caseras, son súper sencillas de hacer. Esta receta contiene ingredientes fáciles de encontrar. Es una receta rápida de elaborar, y además es muy saludable. Y por encima de todo ¡están para chuparse los dedos!

En el post de hoy aprenderemos a hacer estas galletas caseras de avena con frambuesas y miel. Es uno de mis snacks favoritos para llevar en mi bolsa de baile. La mezcla del sabor agridulce de las frambuesas junto con el dulzor natural de la miel y la fibra de la avena, hacen de estas galletas el tentempié perfecto. Con este snack conseguirás recuperar tu energía, al mismo tiempo que calmar el apetito y controlar la línea. ¡Manos a la obra!

 

Los ingredientes que necesitarás para la receta de hoy son:

 

-100g de avena instantánea

-90g de harina integral

-1+1/2 tsp de baking powder (levadura química)

-1/2 tsp de canela

-1/8 tsp de sal

-28g de aceite de coco o mantequilla sin sal

-1 huevo grande o 2 pequeños a temperatura ambiente

-1 tsp de extracto de vainilla

-120g de miel orgánica

-53g de frambuesas frescas o congeladas

 

 

Proceso de elaboración para nuestras galletas de avena con frambuesa y miel:

 

En primer lugar vamos a mezclar todos los ingredientes secos en un mismo bol (avena, harina, baking powder, canela y sal) hasta conseguir que todos los elementos estén bien incorporados.

En otro bol haremos exactamente lo mismo con los ingredientes húmedos (aceite de coco o mantequilla, huevo, vainilla y miel), siendo la miel la última que echaremos.

A continuación añadir la mezcla de húmedos a la harina y después las frambuesas.

Ayudándonos de una espátula de silicona o cualquier otro utensilio que tengáis a mano remover bien la masa hasta que todos los elementos hayan quedado bien incorporados.

Lo siguiente será dejar reposar la masa durante unos 30 minutos en el frigorífico. Mientras esperamos podéis ir precalentado el horno a 160ºC y preparar una bandeja con papel de horno o una manta de silicona.

Una vez pasado los 30 minutos, con una cuchara de las de servir los helados, vamos a ir haciendo bolitas y colocándolas en la bandeja con unos 5cm de distancia entre galleta y galleta.

Cocinar a 160ºC durante 13 o 15 minutos.

El último paso será sacar las galletas del horno y dejarlas enfriar en la misma bandeja para evitar que estas se rompan.

 

¡Ya está! Una vez cocinadas os recomiendo que las guardéis en un tapper para evitar que estas endurezcan. Podéis disfrutar de vuestras galletas durante aproximadamente una semana y media (si es que sois capaces de aguantar tanto sin zamparlas todas de golpe).

Ahora disfruta de tus deliciosas galletas caseras y compártelas con tus amig@s.

Quiero seguir leyendo más recetas y consejos de nutrición para bailarines.

 

Espero que este post haya sido de tu utilidad, puedes puntuarlo más abajo.
¿Te ha gustado el post?
Gracias

Pin It on Pinterest